MAYODEL68
"Un espacio para el buscador fuera de la mátrix"

LA CONEXION y DESCONEXION

Puede que este tema resulte un tanto incómodo de tratar pues la mayoría de los mortales por su programación, no suelen estar preparados para afrontarlo y sinceramente, razones no les faltan.

Hablar de “conexión”, es sinónimo de “nacimiento” y hablar de “desconexión”, es sinónimo de morir o fallecer entre otros léxicos que se pueden atribuir, en el momento de iniciar y finalizar cada  octava particular de la existencia de una unidad de carbono.

Existen culturas que conservan lo ancestral cercano a lo primigenio e hiperbóreo donde la “desconexión”, supone una celebración pues se concibe como un recuerdo hacia los que estuvieron y trascendieron ,supuestamente ,a un  mundo superior, aprovechando el hito como un portal o una renovación y continuación de la “Vida”.

Otras culturas que abrazan el sionismo y su paradigma Religión, presentan la muerte de modo diferente y cercano al miedo. Mantienen la dualidad del cielo y el infierno, donde la obediencia y la práctica de la Fe para con su dios por medio de un tercero es opcional de premio, mientras que en contrapartida, salirse del rebaño favoreciendo la desobediencia,  se condena de demoníaco.

Así pues, tenemos dos fechas que marcan el inicio y el fin de nuestra conexión como merkaba en esta realidad subjetiva que son;

·         la  fecha de nuestro nacimiento y

·         la fecha de nuestra muerte.

Anteriormente a la “conexión”, uno pacta en los Mundos Superiores su próxima “misión” (si se quiere llamar así).Se define y elabora la plantilla que servirá de guión de la octava particular para la siguiente  existencia en la que conectará y se desenvolverá afrontando las señales, puntos de inflexión, ecuaciones de decisión, “libre albedrío”, etc.

Definida la plantilla, esta queda ligada al “contrato” que se pacta con los Guías Protectores y que contiene la intención inicial y el propósito final, objeto de la nueva conexión donde correrá por cuenta del enlazado, descubrir y descubrirse en su cometido dentro de la nueva existencia a la que se accede.

El propósito puede ser tan simple y siguiendo a Morféo, tan sencillo como “aprender a freír un huevo”  o incluso,  “ no tener propósito” también es un propósito".

Pueden conectarse “ángeles”, cuyo paso es rápido y muy corto, pudiendo ser el motivo de conexión;  concluir algo que les quedó pendiente anteriormente o también; dejar un trabajo y enseñanza a superar por los allegados que continúan tras su marcha, (si bien asi quedó pactado en cada plantilla).

El proceso de la “conexión” es francamente extraordinario y me remito en su descripción al artículo de DDLA:  “Consciencia Artificial” , pues mejor no se puede explicar este proceso:

“Cuando la unidad de carbono es fabricada por programación genética mediante la concepción, la memoria genética se ocupa sin nuestra intervención consciente, mediante división celular, de formar completamente el cuerpo físico y parte de la estructura mental de la unidad. En el momento en que el espermatozoide se une con el óvulo, el “Do” por algoritmo divino, crea un enlace cuántico con el “ser” correspondiente a la ubicación espacial de la concepción, dando comienzo con esto, a su octava particular de creación. Este enlace es conocido y descrito por las culturas tibetanas como “cordón de plata”. Es como el cordón umbilical que enlaza a la madre con el feto, sólo que este enlace es con la fuente, y digamos, que es por el cual la fuente le transmite a la unidad de carbono el cuerpo de enlace alma, choque (Do-si), para que la unidad tenga vida, y para que el “ser” siga unido al cuerpo físico mientras este se desplaza por el espacio hasta el momento de su nacimiento. Este cordón de plata que yo llamaré “punto de enlace”, es el punto de consciencia de la esfera que mira hacia la materia, y que luego será usado por el deseo para revertirla. En el instante que la unidad de carbono abandona el útero materno y comienza a interactuar con la realidad subjetiva, choque (fa-mi), el servidor (sistema) se ocupa de iniciar el programa (octava paralela) y revertir la esfera de consciencia que hasta ese momento estaba conectada con el “ser”. Mientras la reversión se produce, el programa inicial va creando una consciencia artificial asociada al programa ego, que le dará a la unidad ya desarrollada la ilusión de individualidad”.

Este es el proceso de concepción de una unidad de carbono a nivel microcelular, donde el ADN de la creación del  “ser”  al conectar con el avatar  durante su formación, copia en el mismo, el rico banco de datos que viene confeccionándose desde eones a efectos de que el enlazado, lo complete y amplíe experimentando como materia durante el tránsito de la octava particular en la nueva existencia. 

Desde el instante que se produce el alumbramiento, empieza a contar el tiempo que durará la octava de una existencia más en cada  “Vida” en particular. La unidad de carbono que ingresa en la mátrix o realidad subjetiva, sufre  un reseteo y borrado de existencias anteriores (solo retomables con acceso al recuerdo de sus burbujas mentales en el quantum). Durante la concepción y tras el nacimiento, llegamos con siete sentidos impresos que son :

·         los cinco conocidos más

·         la “intuición” más

·         el  “sentir”.

En el proceso de crecimiento, participaremos del juego de opuestos actuando conforme mandan los arquetipos y los paradigmas imperantes en cada momento presente.Sufrimos la activación de las defensas que nos disuaden en cada duda que propicia el inicio de una posible toma consciente, capaz de poner  en peligro  la mentira de la que formamos parte (mentira creada por los Amos en pro de su demiurgo).

El éxito de la mentira durante la octava de la existencia será:

Conseguir mantenernos imbuidos, dormidos y aislados de las inquietudes que por incomprensión vivimos. Para ello crearán las herramientas y mecanismos que provoquen un  estado continuo de baja frecuencia capaz de evitar que la unidad de carbono atienda a las dudas, señales y estímulos que aparecen en el camino, para dar pié a que comencemos  a cuestionarnos el porque de todo, dar  pié a que comencemos a vibrar y elevar nuestra propia frecuencia pasando de ser “Lhumanu” o “pasú” a iniciarnos como   buscadores de nuestra verdad, recorrer nuestra propia cinta de moebius, llegar a descubrir lo oculto, generar las certezas que darán paso a la ampliación de consciencia, sentir el estado de pertenencia dentro de un grupo consciente, cambiar el comportamiento hacia el prójimo  e interactuar de forma respetuosa con el entorno al estar integrados en  la misma creación de la que somos parte.

Todos estos estímulos y sucesos quedarán grabados en las Librerías de Horizonte y  recogidos en el propio ADN que será al fin y al cabo, “el equipaje que nos llevaremos en el momento de la partida”  al  finalizar  la desconexión.

Concluida la octava y una vez desconectado, retornamos con los Hermanos Mayores y Guías dando un repaso a lo sucedido, evaluando la evolución alcanzada y valorando el punto de situación después de una experiencia más, que permitirá optar a nuevos retos  continuando con nuevas existencias, bien sea repitiendo en la mátrix EM 4x4 o por contra , dando un paso más e ir a un estadio superior conectando con otro mundo diferente de este presente, bien con otra forma física, energética o vaya usted a saber, que forma desconocida consciente pondrán a nuestra disposición desde los Mundos Superiores.

No crean nada de lo contado, esto es una compilación de datos que pueden satisfacer a unos para dar pie a mover su interior, y en cambio en otros, permanecerá el miedo a esa hora que tarde o temprano llega y tendremos que afrontar quedando en nosotros, recibirla como el fin de algo, o el comienzo de que ese algo, continua.

 

Os dejo con este vídeo subtitulado: "Retorno a la inocencia",  Enigma que refrenda en gran parte lo tratado en este artículo.

 

-MAYODEL68-

  

Top | mayodel68@mayodel68.com