MAYODEL68
"Un espacio para el buscador fuera de la mátrix"

EL LADO EN SOLITARIO, DE LA CINTA DE MOEBIUS

En varios artículos de 2014, presentamos la figura del “buscador de su verdad”, el camino a recorrer, La Cinta de Moebius, la tercera energía etc..,

Por lo tanto, no es nuevo para ningún lector de este espacio  y de DDLA, la filosofía descrita en su momento y que hoy trataremos de ver con un poco más de profundidad.

La tercera energía del AMOR, (Amplitud de Onda de Resonancia) es la que equilibrará en lo individual el péndulo de opuestos dando la comprensión, para que los estímulos con que nos bombardean en nuestro entorno cotidiano, nos lleven a generar las exo - endo energías (E), que tienden a polarizarnos hacia uno de los dos contrarios.

Comentamos también, que en la octava corta de esta existencia, el practicante hiperbóreo debe tender a mantenerse en el punto de quietud o de equilibrio, pero siendo consciente que en las octavas rápidas de la vida diaria, no nos queda más remedio que optar hacia uno de los extremos.

Siendo pues conscientes de ello, solo queda llevarlo de la manera más coherente en pensamiento, palabra y acto, para tratar que la onda de energía que vamos creando en nuestro espacio y tiempo, tenga  valores de “energía pico” lo más próximos al “eje de quietud”:

 

Esta supuesta onda, refleja como fue la energía (E) que produjo a lo largo de su vida una UDC, tratando de recoger como actuaron las exo y endo energías en momentos para los que según su ecuación de decisión, lograron posicionarlo en uno u otro de los opuestos a lo largo de su existencia, cuya primera fase (A); comienza en el momento de la concepción (donde recibe información o paquetes de datos a través de la madre en sus runas mientras se forma) hasta los 5 años, donde queda totalmente revertida su esfera de consciencia y pasa a  interactuar con la mátrix.Una segunda fase (B); donde el tiempo pasa y las emociones, situaciones etc.., en su existencia lo mantienen inmerso en el juego de dual permaneciendo dentro del inconsciente colectivo.   El tramo C para este hipotético caso, refleja una parte del período de su existencia, donde se activó el “click” consciente, a una edad determinada y es cuando comienza a transitar su camino como una particularidad dentro del consciente colectivo, generando  valores de energía pico en cada octava rápida que lo aproximan al “eje de quietud”, porque es sabedor que debe procurar permanecer lo más cercano posible al estado de energía cero (E=0) que lo mantiene en su centro de gravedad.

El buscador, se puede considerar un “nómada”, que busca los ángulos de la tranquilidad, proceso que encontrará al final de su camino, bien recorriendo la parte exterior (viendo como impacta su universo con el resto) y haciendo lo propio en la cara o borde interior de su Cinta de Moebius.

Hace poco, tuve un diálogo, lejos de debates absurdos cuando se habla desde el Ser, con una Hermana y Amiga de DDLA. De la misma, hallé una respuesta y certeza a una de las preguntas que quizá más duro hacen mi caminar como viajante. Esta pregunta, gira en torno hacia el por qué, tengo tantos momentos de soledad e incomprensión, por mis seres más cercanos y queridos, con quienes convivo el día a día y para los que uno, trata de darlo todo.

La respuesta fue tan evidente como aplastante; pues el camino o borde interior de la Cinta de Moebius, es silencioso, personal, y puede que guste o no pero ese lado interior se recorre en solitario dado que en él  surgen las preguntas e inquietudes  particulares de cada uno, junto con las respuestas que precisan de un grado de exigencia que quizá, para unos son suficientes y para otros requieren de mayor dosis de investigación. Por esta razón, aunque transitemos con más nómadas espirituales recorriendo el lado externo, el interno hace único la reflexión y el rezo individual.

De la misma conversación, surgió la certeza de porque el camino en solitario hace que el buscador termine queriéndose así mismo, pues si quienes le rodean llevan un camino con proceso de maduración más lento en el inconsciente colectivo, aparecen los síntomas de sentirse incomprendido, extraño y parece que tratar con ellos estos temas del Ser, cuando en realidad uno debe caer en la cuenta de que su esfera de consciencia, no abarca más allá de lo que su universo contiene.

El buscador debe ser consciente en este caso, que  la convivencia no es fácil pues son particularidades dentro del inconsciente colectivo y por tanto, objeto de comentarios venidos de terceros advirtiéndoles de lo que consideran “excentricidades”, simplemente porque somos diferentes y vemos la realidad sin las acotaciones y frenos que a toda una generalidad, les ciegan.

Se puede considerar lo que he comentado, como una reflexión y un desahogo en mi existencia en particular, probablemente coincidente con la de otros lectores y  para los que pido, que tengan presente que nuestros seres queridos más cercanos e inmediatos, sufren, no lo pasan nada bien y merecen nuestro reconocimiento y silencio, comprendiendo que el trabajo debe ser solitario y en silencio, pero listo para ayudarles, si llega el momento en que su “click” consciente se enciende.

 

Os dejo este vídeo musical de finales de los 80, que refrenda lo comentado.  

 

 

 -MAYODEL68 -

Top | mayodel68@mayodel68.com