MAYODEL68
"Un espacio para el buscador fuera de la mátrix"

EL PARADIGMA HUMANIDAD

Podemos definir la Creación, como información consciente y energía.

Entendemos como información consciente, la procedente de la Fuente y podemos definir la Fuente, como información consciente de sí misma. Esta información es  enviada en forma de paquetes de datos y sintonizados por medio de la glándula pineal o “wifi” (si se quiere entender así).Posteriormente los paquetes se  ordenan tras llegar de  modo caótico desde el orden, y se compone para obtener su correcta interpretación.

Entendemos como energía, la manifestación que abarca desde la materia  hasta la luz. El resultado de que se manifieste como uno u otro extremo  o bien en  diversas formas intermedias, es función de su propia frecuencia de vibración y me explico:

Una piedra sería  la manifestación de la  energía en el estado más bajo de frecuencia y por el contrario,  la luz, la manifestación de la energía, en el estado más elevado de frecuencia.

Nuestra especie, Ser-Humano, queda  englobada  en ese intervalo acotado: materia-luz, y  por consiguiente, también somos energía vibrando a una frecuencia determinada y en resonancia en este  Espacio Matricial 4x4 (EM 4x4) donde existimos. Como se dijo en anteriores publicaciones,  este EM 4x4 o mátrix  por donde transcurre nuestra existencia, es un Ser Vivo que afronta un punto de inflexión acorde con la proyección de la propia Creación, tras finalizar como es el caso,  un   ciclo cosmogónico de 26.000 años que nos ubica en este momento, en una transición con su propia ecuación de elección como octava paralela de la tercera  de creación. Es momento, de  corregir el doble error del Demiurgo ( atrapar al Ser en la materia, y no perdonarse por ello)  y proyectarnos a una nueva Gea .

Hasta que esto sea posible y los Mundos Superiores tengan terminado su propósito, dos mátrix coexistirán en el mismo espacio y tiempo:

·       La antigua conocida vibrando a la 7,82 Hz,

·       La nueva Gea en proyección, vibrando a la 15,64 Hz.

Todos aquellos que consigan elevar y estabilizar su propia frecuencia de vibración a la 15,64 Hz, tendrán la posibilidad de recalar en GEA como habitantes que lograron poblarla, tras cristalizar su Ser y convertirse en  Humanos (H).

Por esta razón, se puede afirmar,  que  la cosecha comenzó.

Una cosecha cuyo trofeo, el alma del Lhumanu, es el pulso que mantienen en alto los eternos opuestos y perecer en su juego, supondrá “repetir curso” para volver a superar las asignaturas  en otro nuevo y largo ciclo cosmogónico. La cosecha pues, es doble, pues el juego de opuestos   continuará  dando de nuevo la oportunidad para quienes se quedaron al no escuchar el  “viento de cambio”.

Los no cosechados que alcanzaron su propósito de vibrar a la frecuencia de Gea, serán los nuevos Humanos y Viryas, Verdaderos, Libres y Justos que tendrán la posibilidad de integrarse en el arquetipo del Dragón, afrontando nuevos retos dentro de la Creación pero en este caso, en otra octava de  bajo la tercera energía, la de los neutros y mansos de espíritu,  alejados del juego macabro de la dualidad de opuestos.

Quede en el  lector, diferenciar  si esto fue la fantasía de un sueño, o una invitación a estimular su sentir interior con objeto de darse la oportunidad de creerse a si mismo.

 

Os dejo este vídeo subtitulado de REM que acompaña el texto.

 

 

-MAYODEL68-  

Top | mayodel68@mayodel68.com